Elecciones presidenciales en Colombia 2014 va para segunda votación

Dom, 25/05/2014 - 20:27 -- Andrés Mejía

Con una abstención del 60%, Oscar Iván Zuluaga obtiene un 29,26% y Juan Manuel Santos un 25,68% van para la segunda ronda. Esa diferencia del 3,58%, no es una garantía de victoria en la segunda ronda.

El gran ganador en estas elecciones presidenciales en Colombia ha resultado el abstencionismo de casi el 60%, votos mas que suficientes para elegir presidente. Esta abstención demuestra la apatía de los colombianos hacia sus dirigentes, no existe realmente un líder capaz de atraer a los colombianos a las urnas. Va siendo hora que sus dirigentes piensen en el pueblo colombiano, por encima de otros intereses.

Las campañas políticas no están llegando a los colombianos, se presentan unas promesas etéreas sin fundamento y sin atractivo para los electores. Las estrategias se orientan a promesas de participación en el estado o favoritismos en contrataciones, así cada vez se pierde mas la credibilidad en las instituciones.

Es bien sabido que no existe una honestidad de los político. No es específicamente el caso de Colombia es un fenómeno global, igual ocurre en las democracias y sistemas políticos de los países con economías fuertes, los cuales se les ha dado el calificativo de países desarrollados (hoy día en crisis).

La incipiente campaña presidencial en Colombia, al final se torno en una guerra sucio y ataques personales, especialmente entre los dos ganadores de esta primera ronda. Esto ha favorecido a la abstención, que en ultimas es el reflejo de insatisfacción de los colombianos, con un agravante, esa abstención no le sirve a los colombianos. Solo le sirve a las maquinarias políticas de los candidatos.  Esa abstención reemplazándola con el voto en blanco, si tiene consecuencias en la democracia colombiana, con el 51% de votos en blanco, se convocan nuevas elecciones y los 5 candidatos presidenciales no pueden presentarse de nuevo.

Esto únicamente es en la primera ronda, para la segunda ronda el voto en blanco es absolutamente inutil, gana el candidato que tenga mayor cantidad de votos, sin importar la cantidad de votos en blanco.

Los resultados electorales en Colombia son el resultado de la capacidad de la maquinaria política del candidato y su partido. Los empleados asociados al gobierno se calcula en 600.000, son 600.000 promesas de trabajo, a ello debemos agregar los familiares de ellos y sus amigos, fácilmente son 6 millones de votantes y de ahí viene la fortaleza de las maquinarias políticas. Por otro lado están los recursos que utilizan las campañas los cuales no están dirigidos principalmente a la publicidad y divulgación de sus programas de gobierno, sino que se concentran en el convencimiento por retribuciones económicas y favores. Nadie se salva, unos mas y otros menos y eso hace la diferencia en votos ahí esta el 40% de los votantes que fueron a las urnas.

No se trata de criticar al uno u al otro es una critica a todos los candidatos. Aquel candidato que llegue realmente al pueblo colombiano se lleva ese 60%  de los abstencionistas, mas con los indecisos de los otros candidatos y los votos en blanco.

Si algún candidato lee este articulo, difícil evento ya que los que han quedado ya están trabajando en sus respectivas maquinarias políticas, trabajen para el pueblo colombiano y convénzanlos sanamente, lograrían una victoria verdadera. ¿Que clase de victoria sería para un candidato ganar con el 51% (6 millones de votos) de los votos y una abstención del 60%? Esto significa que tan solo el 20% de los colombianos le han dado la presidencia, hay poca legitimidad y poca credibilidad en una victoria así.