El placer de cocinar

Dom, 24/02/2013 - 14:42 -- Placer de cocinar
El placer de cocinar

Cuando el cocinar es un placer, los alimentos mas elementales y baratos pueden conformar un delicioso plato.Cocinar para muchas personas es una obligación y una necesidad, alimentarse es una necesidad del ser humano pero para prepararse los alimentos no tiene que ser una tarea desagradable, es un placer.

El cocinar cuando es un placer, se disfruta mas y por ende se adquieren buenos hábitos alimenticios. Una practica frecuente es alimentarse con comida chatarra y preparados congelados y listos para consumir. La disculpa es siempre que requiere menos tiempo, lo cual no es cierto. Podemos preparar una comida en el mismo tiempo y hasta menos de lo que requiere la comida chatarra y la congelada.

El amor a la cocina

El placer de cocinar los vegetalesPara los principiantes y adeptos a las comidas preparadas que deseen iniciarse en el arte de cocinar, la primera recomendación es enamorarse de los sabores simples, empezando con los vegetales, ahí esta la materia prima para cualquier plato. Iniciarse con los sabores y aromas primigenios de los vegetales, sin ningún condimento o aderezo, catarlo en su sabor original.

Cuando vamos aprendiendo de los sabores originales entonces dejemos a nuestra imaginación culinaria fantasee con las mezclas.

Una recomendación tanto para los iniciados como para los aficionados, no exagerar en las combinaciones de sabores en un solo plato, puede llegar a tornarse en un caos de sabores que no llega a ser gustoso.

El placer de cocinar con recetarios

Existen cientos de miles de recetas que puedes ubicar en internet, pero no existe mayor placer que el de usar libros, los hay desde muy costosos hasta las ediciones populares de bajo coste. La gastronomía universal es muy variada y encontramos desde comidas regionales hasta recetas por tipologías de alimentos y consejos para comidas cotidianas.

Una misma receta se puede encontrar en muchas versiones y variantes, normalmente es difícil tener el 100% de los ingredientes y si fuera el caso de tener todos los ingredientes, utilice siempre un poco de creatividad ahí esta el placer.

Minimalismo gastronómico

Cocina rápida no necesariamente quiere decir comida chatarra. En tan solo 10 minutos podemos tener una deliciosa comida, digna de una restaurante gourmet, tan solo dejándose llevar por el minimalismo y una correcta combinación. Unas lonchas de calabacín cortadas verticalmente y salteadas en aceite de oliva acompañado por una carne a la plancha y una pasta corta con tomate y albahaca, tarda tan solo 15 minutos, incluida la preparación y la cocción.